Con dictadura y sin medallas

Argentina no consiguió medallas en sólo tres ocasiones desde 1924, casualmente dos de ellás cayeron luego de que los militares tomaran el poder en 1976 (La otra fue en Los Ángeles 1984).  Luego de casi cuatro meses después de que Videla fuera designado presidente, 69 deportistas,  partieron rumbo a Montreal, Canadá, para representar a Argentina en los Juegos Olímpicos que se llevaron a cabo desde el 17 de Julio hasta el 1 de Agosto. El abanderado fue Hugo Aberastegui. Se consiguieron cinco diplomas olímpicos: tres en boxeo, uno en judo y otro en remo y piragüismo.  De esta manera, Argentina no figuro en el medallero olímpico.

En 1980, la situación fue muy distinta. En plena Guerra Fría, se decidió que la sede sería Moscú por lo que se formo un boicot contra la Unión Soviética, impulsado por Estados Unidos.  La medida respondía al enfrentamiento entre ambas potencias en la Guerra Fría, aunque la excusa formal fue la invasión de Afganistán por parte dela URSS. Entotal 58 países adhirieron al boicot, entre ellos la República Federal Alemana, Canadá, Japón y China, y entre los latinoamericanos Bolivia, Chile, Paraguay, Honduras, El Salvador, Haití y Belice. Argentina se adhirió a estos países por lo que no participó de estos juegos. Este hecho sorprendió al mundo deportivo, ya que se esperaba su concurrencia debido a las sólidas relaciones que el país mantenía conla URSS, por entonces el principal mercado de sus exportaciones. La inasistencia de la Argentinaa Moscú dejó vacantes las plazas que habían obtenido las selecciones de baloncesto y fútbol, en los torneos preolímpicos de Puerto Rico y Colombia.

Luego de la pésima actuación de Montreal 1976, la no asistencia de los deportistas argentinos a Moscú profundizó aún más la crisis del deporte olímpico argentino, sobre todo del deporte amateur que, sin incentivos económicos, precisa de los grandes eventos deportivos internacionales para mantener la continuidad. Varios deportistas destacados, como Beatriz Allocco, Tito Steiner y Ricardo Ibarra, cuestionaron la decisión y señalaron que la misma implicaba, en sus casos, cancelar definitivamente sus oportunidades olímpicas. Las consecuencias se harían patentes en los Juegos siguientes, realizados en Los Ángeles, en los que Argentina volvería a quedar huérfana de medallas, sumando de ese modo un período de dieciséis años sin medallas, lo que significa toda una generación de deportistas y, en algunas disciplinas, dos generaciones.

El único deportista argentino que logró competir en Moscú fue el ciclista Octavio Dazzan, quien apelando a su doble nacionalidad argentina-italiana, integró la delegación de Italia y obtuvo el octavo  lugar en la prueba de velocidad en1000 metros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s